Las carillas dentales, unas láminas muy finas que se adhieren a la parte visible del diente, son una alternativa a los brackets para cerrar los espacios entre dientes, igualar dientes desiguales y arreglar los dientes astillados, además de conseguir una dentadura más blanca.

Una de las más novedosas técnicas en odontología son las carrillas Lumineers, tratamiento más revolucionario en estética dental de los últimos años que se colocan sin tener que modificar el diente, sin la necesidad de extraer ninguna pieza y sin anestesia. Es una técnica no invasiva que posee una larga lista entre las celebrities estadounidenses cuyo objetivo es conseguir una sonrisa perfectamente alineada y blanca.

A diferencia de las carillas tradicionales, las finísimas carillas dentales Lumineers preservan la estructura dental sin necesidad de turbina ni pinchazo. Se pueden poner incluso sobre restauraciones existentes, incluyendo coronas y no producen sensibilidad.  Ofrecen una unión perfecta con la encía, por lo que el resultado estético es muy natural. Además, es un tratamiento completamente reversible.

Este tratamiento está disponible en la clínica Dental Corbella, centro oficial de Lumineers en Madrid. Para su colocación, primero se realiza un diagnóstico para determinar el tamaño y el color de las mismas. En una segunda consulta, se procede a su colocación.

El mantenimiento de estas carillas dentales es sencillo, sólo requiere limpieza a diario y revisiones anuales a su dentista.