Dental Corbella, clínica destacada en implantes dentales en Madrid, explica las distintas etapas del tratamiento tradicional de los implantes dentales.

En primer lugar, se debe de realizar un diagnóstico del estado bucal del paciente, para valorar la situación que presenta, así como identificar las alternativas más recomendables.

Una vez que el especialista ha identificado la alternativa más apropiada, la siguiente fase es la intervención quirúrgica, donde se coloca el implante dental, que hará la función de raíz del diente, dentro del hueso maxilar. Para aquellas personas que tienen fobia al dentista, pueden requerir la técnica de sedación consciente, en la que el médico anestesista, a través de vía intravenosa, administra el grado de sedación necesario para el paciente y el tratamiento dental.

A partir de este momento, el paciente debe esperar a que se produzca la osteointegración, es decir, la integración del implante dental con el hueso, periodo que oscila entre los 3 y 4 meses.

Después de la osteointegración sea positiva, se inicia la fase protética del tratamiento de implantes dentales, que consiste en la colocación de la prótesis sobre el implante dental.

Por último, no hay que olvidarse de la etapa de mantenimiento como si se tratase de un diente natural, ya que aunque no sufrirán problemas como caries sí pueden aparecer otras patologías.