Desde Dental Corbella, clínica dental en Majadahonda, comentan uno de los principales problemas de los pacientes, los casos en los que el paciente dispone de poco hueso para colocar implantes dentales.

En palabras del Dr. Rodolfo Corbella Spezzi, “Son muchos los casos de pacientes que nos visita en consulta, y piensan que su caso es único y de difícil solución. Han visitado otras clínicas y recibido la negativa a colocar implantes dentales ante la atrofia ósea (pérdida de hueso en los maxilares)”.

Los casos son estudiados en profundidad, de forma que deciden cuál es el mejor tratamiento dental a seguir por el paciente. Algunos casos se resuelven con elevaciones de seno, y siempre intentan colocar implantes y  dientes fijos en un día. De esta forma, cicatrizan a la vez tanto los implantes e injertos óseos, por lo que la duración del tratamiento se reduce.

Sin embargo, informan que hay casos en los que la base ósea en los maxilares del paciente no es suficiente como para llevar a cabo este tipo de tratamientos, con lo que la solución son los implantes zigomáticos. Se trata de unos implantes más largos que los estándar, ya que tienen que ir “anclados” en el hueso zigomático. Las ventajas de esta técnica son que no se requieren injertos óseos, y da la posibilidad de realizar la carga inmediata, es decir, poder colocar dientes fijos el mismo día que los implantes.