Para el mantenimiento de una sonrisa sana y bonita necesitamos seguir una serie de hábitos, que van más allá del clásico cepillado de dientes varias veces al día. Aparte de este, existen otra serie de hábitos que hay que considerar para tener una buena salud oral. Los cuales son de enorme importancia, no solo porque contribuyen a evitar el riesgo de problemas orales, sino también porque una buena salud oral es el reflejo de una buena salud general, además de ser uno de los principales puntos visuales en los que nos fijamos.

Aquí tienes 10 consejos básicos para lograrlo.


Cepilla tus dientes al menos 3 veces al día, después de desayuno, comida y cena. Un buen cepillado dental supone la base de una salud bucodental correcta. Lo recomendado es hacerlo como mínimo después de cada una de las 3 comidas principales.

Además, con cada cepillado, es recomendable hacer uso del hilo dental para prevenir que las bacterias se acumulen en las encías y los dientes.
Escoge una buena pasta dentífrica. Para ello, es recomendable analizar cuáles son las características de cada dentadura y sus necesidades. Existen pastas blanqueadoras, para encías sensibles, anticaries…
Usa correctamente tu cepillo de dientes. A pesar de parecer un tema baladí, es importante el modo en que usamos el cepillo de dientes, lo que es decisivo para la eliminación de bacterias. Si quieres leer más sobre ello puedes consultar nuestra entrada de blog sobre cómo cepillarse los dientes.
Cambia cada 3 meses de cepillo dental. El cepillo dental se desgasta en cada cepillado, lo que provoca que pierda sus capacidades progresivamente. Debido a ello, es importante cambiarlo de forma regular.
Evitar en la medida de lo posible los alimentos azucarados, ya que las caries aparecen con más facilidad al comer estos alimentos.
Usa un colutorio. Es importante complementar la salud de dientes y encías, además de con el cepillado y el uso de hilo dental, enjugándose la boca con un colutorio. Su principal función es eliminar gérmenes o bacterias que puedan afectar a la salud bucodental.
Elimina o reduce el consumo de tabaco. El tabaco afecta muy negativamente a la salud de las encías. Esto se debe a que provoca una falta de oxígeno en el torrente sanguíneo, lo que causa una reducción en el flujo de sangre y nutrientes hacia las encías.
Acude al dentista mínimo una vez al año. Para detectar a tiempo enfermedades como la gingivitis o la periodontitis es muy importante revisar con frecuencia el estado de nuestra salud bucodental.
Ten una hidratación correcta. La saliva es un protector de nuestros dientes, además de que funciona como potente desinfectante. Por culpa de ello, la falta de saliva hace que las probabilidades de contraer una enfermedad bucodental puedan aumentar. Con estos 10 consejos podrás disfrutar de una sonrisa sana y bonita. Además de conseguir múltiples beneficios como mantener los dientes protegidos frente a enfermedades bucales, evitar o eliminar el mal aliento, contribuir a mantener una buena salud general y lucir una sonrisa radiante.