Además de cuidar nuestra salud dental y ser constantes con la higiene de nuestra boca, llevar una buena alimentación que cuide tus dientes y proteja tus encías puede ayudar a fortalecer y tener una buena salud bucodental.

Los hábitos saludables, además, pueden ayudar a protegernos de enfermedades bucodentales y evitar molestias tras un tratamiento bucodental.

Casi el 100% de la población, tanto adultos como niños,  tienen caries, una afección que podría evitarse poniendo en práctica hábitos de alimentación e higiene saludables, y eliminar o moderar el consumo de alcohol y tabaco. 

Nuestra alimentación puede influir en la salud de nuestra dentadura. Tanto es así que hay alimentos que son más beneficiosos que otros.

Alimentos beneficiosos para los dientes y las encías

  • La zanahoria, si la consumimos cruda  mejoramos el riego sanguíneo de las encías y arrastramos las bacterias que haya en los dientes. Además, contienen flúor,  un mineral muy beneficioso para proteger el esmalte.
  • Los pescados azules contienen vitamina D. Facilita la absorción del calcio y el fósforo, fundamentales para la construcción de la estructura de los dientes. Se puede obtener del salmón, atún, caballa o sardinas.
  • Apio para las manchas, ya que contienen ácido málico, sustancia que limpia la dentadura y elimina las manchas. La mejor manera de comerlo es en crudo ya que así conserva intactas sus propiedades nutricionales.
  • Cítricos como el kiwi, pomelo o papaya, son alimentos ricos en vitamina C que  ayuda a que la producción de colágeno no decaiga. Este es el principal componente de las encías, por lo que su pérdida puede causar problemas importantes como la retracción.
  • Lácteos como el queso y los yogures, ya que son una gran fuente de calcio fundamental para los huesos y dientes.
  • Huevos, legumbres y calabacines, nos aportan la cantidad necesaria de fósforo para mantener la estructura necesaria de los dientes.
  • Las fresas son otras de las frutas más beneficiosas ya que su alto contenido en Xylitol será tu aliado para combatir la placa dental, además son ricas en fructosa, lo que supone un modo de aportar azúcar a nuestro organismo de forma natural. Además, estimulan la circulación sanguínea de las encías. 
  • El té verde es un gran antioxidante que elimina las bacterias y previene la formación de sarro. Además, reduce la acidez de la saliva y contribuye a que no aparezcan caries.

 

Alimentos que debes evitar

  • Los caramelos duros y azucarados pueden dañar el esmalte y poner en peligro la salud bucal. Están repletos de azúcar que se adhiere a los dientes y se disuelven muy poco a poco.
  • Los pasteles, ya que contienen un montón de azúcar y son difíciles de evitar ya que es uno de los caprichos al que pocos nos podemos resistir.
  • El hielo, ya que morderlo puede agrietar el esmalte y dejar el diente expuesto.
  • El café, ya que es muy agresivo con el esmalte de nuestros dientes y deteriora el color natural de nuestra sonrisa