Uno de los primeros rasgos físicos en los que nos fijamos cuando conocemos a alguien es en su sonrisa y su dentadura. Factores como que sus dientes tengan un aspecto sano y saludable, que estén bien alineados, que no tengan imperfecciones o que incluso falten piezas toman un carácter de primer nivel. 

Uno de los aspectos más importantes para dar una buena imagen con ellos es que luzcan limpios, sin manchas y con un tono blanco. Pero esto no es fácil. Conseguirlo requiere de una correcta higiene además de un gran cuidado constante.

Uno de los principales puntos que se suelen atender es saber qué tipo de alimentos pueden llegar a manchar y estropear los dientes. Aquí tienes una lista de aquellos alimentos y aquellas bebidas que más poder tienen para deteriorar nuestras dentaduras y su esmalte. 

Café

Uno de los primeros consejos que siempre recibimos para cuidar nuestros dientes es que debemos minimizar la ingesta de esta bebida. La razón para ello es la cantidad de cromógenos que contiene. 

Vino

Tanto el vino tinto como el vino blanco tienen un gran poder en lo que se refiere a deteriorar nuestros dientes. Esto se debe a tres elementos que estos contienen: además de los cromógenos, al igual que el vino, los taninos y su acidez. 

Los taninos también son los culpables de que el té no sea una bebida especialmente indicada si queremos tener una dentadura con una buena estética. 

Bebidas azucaradas en general

Y esto incluye las bebidas energéticas, gaseosas o los refrescos. Además de poder causar caries debido a su alto contenido en azúcares, también puede ser responsable de atacar el aspecto a través de su alto contenido en ácidos. 

Salsa de soja y vinagre de Módena

En el caso de estos dos alimentos el problema viene dado por el alto contenido decolorante que incluyen. Los cuales son capaces de traspasar el esmalte y generar manchas. 

Ketchup

Otro de los alimentos que tiene más poder a la hora de deteriorar nuestra sonrisa por culpa de su coloración es el ketchup. 

Frutas y verduras de color intenso

Y con ello nos referimos a arándanos, moras, cerezas y verduras como la remolacha. Además de su acidez natural, existe un problema en su potente pigmento. 

Caramelos

Por supuesto que los caramelos también tienen que tener su propio hueco en esta lista. En su caso, el principal problema radica en los potentes colorantes que suelen presentar y en su acidez. Además de que su alto contenido en azúcar les hace muy perjudiciales para nuestras caries. 

Como has podido comprobar, existe una gran lista de alimentos perjudiciales para el aspecto de nuestros dientes y que consumimos de forma casi diaria. Es recomendable evitarlos en la medida de lo posible, pero es casi imposible eliminarlos completamente de nuestra alimentación. Por eso mismo, es recomendable seguir las principales recomendaciones en lo que se refiere a limpieza bucodental: cepillarnos los dientes al menos una vez tras cada comida y acudir a nuestro dentista para llevar a cabo limpiezas bucodentales profesionales y, en caso de ser necesario, llevar a cabo un tratamiento de blanqueamiento.