¿Qué es un implante y cuáles son sus beneficios? 

El implante dental es un producto sanitario diseñado para sustituir la raíz que falta y mantener el diente artificial en su sitio. Normalmente se fija a través de un tornillo en forma de rosca y está fabricado con materiales biocompatibles que no producen reacción de rechazo y permiten su unión al hueso.

Mediante el implante, los dientes que se conservan sanos no resultan afectados. La razón para ello es que éste es colocado sobre el hueso directamente, tal y como hemos mencionado en el párrafo anterior. La eficacia y predictibilidad de este sistema hace que cada vez más los dentistas se decanten por él. 

Otro punto a favor de los implantes dentales es la durabilidad media que presenta en los pacientes que se han visto sometidos a él, puesto que supera con amplia ventaja a la de un tratamiento con puentes dentales. Lo cual garantiza dientes fijos y funcionales durantes un largo periodo de tiempo, mayor que en el caso de los implantes dentales. 

¿Qué es un puente dental y cuáles son sus beneficios? 

Un puente dental puede definirse como un conjunto de coronas que simulan la forma de varios dientes perdidos. Estas piezas, que sustituyen a los dientes naturales desaparecidos, se colocan de forma fija. La principal consecuencia de ello es que sólo un dentista podrá extraerlos después de que sean fijados a través del proceso de soldadura. 

Una de las principales ventajas que presentan los puentes dentales se encuentra en el hecho de que no es necesario el uso de cirugía alguna para poder recuperar el espacio. Además, como otro punto fuerte frente a los implantes, se debe de añadir que es mucho más rápido que los implantes dentales. 

En la parte negativa podemos encontrar algunas desventajas que presentan este tipo de alternativas. Probablemente la peor de todas ellas se encuentra en el hecho de que es necesario limar los dientes adyacentes para poder colocar el puente dental con garantías. 

Aquí dejamos algunas otras ventajas y desventajas que este tipo de tratamiento conlleva.

Ventajas: 

  • Se trata de una prótesis fija, no hay necesidad de quitársela. 
  • Es un tratamiento dental rápido. En general es suficiente con dos visitas a la clínica dental de confianza. 
  • Es fácil adaptarse a este implante.

Desventajas: 

  • Es más complicado cepillarse y usar el hilo dental. Cuando se tienen puentes dentales, lo más recomendable es utilizar irrigadores de boca.
  • Su durabilidad no es muy larga. Sobre todo si lo comparamos con la longevidad media que suelen tener los implantes dentales.
  • Desgasta los dientes adyacentes a él. 

En resumen, y generalizando, podemos decir que los implantes dentales son una opción mejor que los puentes dentales. Sin embargo, se deben considerar ambas opciones en todo caso y consultar con un especialista cuál es la opción óptima para cada paciente y para su salud bucodental.