Ángeles es otro caso de auténtico pánico a todo lo dental. Temía más que nada el dolor que pudiera tener al llevar a cabo su tratamiento dental. Ayudados por la sedación monitorizada pudimos resolverlo, y a la vista está el resultado. Gracias por tu testimonio Ángeles!