El dolor de muelas es una de las enfermedades bucodentales más comunes. Por ende, un gran número de consultas en el dentista están relacionadas con este problema. Es un dolor que puede llegar a ser muy intenso, llegando incluso a extenderse a las orejas o la zona del cuello. Para las personas que lo padecen es un dolor constante que empeora en algún momento y que afecta directamente a su día a día. Muchas personas afectadas se preguntan cuál es la mejor forma de afrontar este problema, o si existe alguna pastilla para poder reducirlo o eliminarlo. 

Debido a todo ello, es importante comprender qué causa el dolor de muelas y cómo tratarlo, y en esta entrada te lo vamos a explicar al detalle. 

¿Qué es exactamente el dolor de muelas?

El dolor de muelas tiene su origen cuando la pulpa que se encuentra en el centro del diente se inflama. Esto suele ocurrir si tiene caries, que son pequeñas grietas o agujeros en los dientes. Otra posible causa puede ser haber recibido determinado tratamiento dental.

El dolor de muelas también puede estar producido por diversas causas, algunas, incluso, no relacionadas directamente con los dientes.

 

¿Cuáles son las causas más comunes del dolor de muelas?

Las caries dentales son la principal razón del dolor de muelas. Suele tener su origen cuando nos encontramos con una higiene deficiente o se da un consumo excesivo de azúcares, los cuales provocan la proliferación de bacterias en la boca que se adhieren a la superficie dental. Las bacterias presentes en la placa fabrican un ácido que puede perforar el esmalte de los dientes y, a través de este, llegan hasta el tejido duro situado debajo. El estímulo de frío o calor, la ingesta de bebidas azucaradas o el roce del cepillo de dientes hacen aparecer el desagradable dolor. En ocasiones, las caries se pueden apreciar a simple vista como manchas de color marrón o blanco, pero en muchas ocasiones no se pueden apreciar de forma sencilla debido a que se sitúan en las partes no visibles del diente. 

Otras de las causas son: lesión o trauma en el diente, diente dañado o fracturado, trabajo dental, rechinar los dientes, movimientos repetitivos, terceros molares, morder un objeto…

En algunos casos, las muelas del juicio impactadas causan problemas. Existe la posibilidad de que surja un enrojecimiento e inflamación en torno a la zona donde se encuentra la muela, del mismo modo que surja dolor en la mandíbula, de cabeza y un extraño sabor cuando se muerde cerca de la muela afectada. Además, causan dolor en la mandíbula e hinchazón alrededor. En ocasiones se presenta inflamación en la mejilla y dolor de oído, dificultad para abrir completamente la boca y molestias al comer y masticar.

Cómo solucionar el dolor de muelas

Para aliviar el dolor de muelas la primera y solución más rápida sería la ingesta de pastillas con efectos analgésicos o antiinflamatorios. Recomendamos que visites una de nuestras clínicas dentales, situadas en Goya, Hilarión Eslava, Majadahonda y Las Rozas, donde analizaremos tu caso y buscaremos la solución más adecuada para tu salud bucodental.