Las caries son, quizás, uno de los peores problemas, pero también, más comunes, en lo que se refiere a salud bucodental. Se pueden prevenir y, quizás, evitar el avance, pero no eliminarlo por completo.

Por ello, cuando somos conscientes del problema, la mejor opción es que vayamos al odontólogo y comenzar el tratamiento que este nos recomiende. Aunque, para tratar de evitarlas, en este artículo te diremos qué son las caries exactamente, así como consejos para que puedas prevenirlas.

¿Qué son las caries?

La caries es una patología infecciosa de la boca que puede ocurrir a todas las personas a lo largo de su vida. Por medio de la fermentación de los azucares, a través de los microrganismos dentro de nuestra boca se generan distintos líquidos ácidos que se adhieren a los tejidos de los dientes.

Esto crea una desmineralización de aquellos tejidos duros que, si avanza y se perpetúa en el tiempo, puede ocasionar su devastación. Lo cual origina un reblandecimiento y la formación de una cavidad.

Las caries disminuyen la variedad de especies bacterianas presentes en la boca a lo largo del día. Hay estudios que revelan que, aproximadamente, unos 600 tipos se adhieren a la placa del diente sana, cifra que disminuye a 200 cuando se halla en la dentina.

En su inicio puede observarse una mancha de color blanco, que va oscureciéndose con el paso del tiempo, acorde va avanzando la lesión.

Esas caries que se ocultan en el área entre dientes resultan muy difíciles de detectar a primera vista. Por lo cual en determinadas situaciones se necesita hacer radiografías intraorales para lograr diagnosticarlas a tiempo.

 

 ¿Cómo puedo prevenir las caries?

 Para la prevención de la caries, se propone continuar una secuencia de medidas de salud bucodental:

  • Hacer una adecuada limpieza dental diaria, insistiendo en la utilización del hilo dental y los cepillos interdentales.
  • Conservar una dieta balanceada, limitando la ingesta de dulces y refrescos, en especial en lo cual tiene relación con su frecuencia.
  • Masticar chicles sin sacarosa y, si es viable, que contengan xilitol, debido a que puede contribuir a prevenir las caries.
  • Uso de tratamientos específicos con flúor para pacientes de elevado peligro bajo prescripción y control de su dentista.
  • Detectar e intentar ciertas patologías, como la anorexia nerviosa, la bulimia o el reflujo gastroesofágico.
  • Situar selladores de fisuras en la boca o los dientes: usados para cubrir las regiones retentivas de bacterias en los dientes posteriores, con la intención de prevenir la caries.
  • Si existe sequedad bucal, usar sustitutos salivares y tomar agua.  

Como resumen, si sigues todos estos pasos podrás tener una mejor salud bucodental y evitar desagradables molestias. 

Para cualquier duda, no dudes en consultarnos a través de cualquiera de los medios que ponemos a tu disposición y que puedes encontrar en esta página. Recuerda que puedes encontrarnos en nuestras clínicas dentales situadas en Las Rozas, Majadahonda, Hilarión Eslava y Goya.