El cuidado bucal es uno de los puntos más importantes en la salud. Esto no se debe solo a que los dientes cumplen un papel fundamental de morder y masticar. También, cumplen un rol fundamental en el habla y sostienen muchos puntos de la estructura facial, además de ser uno de los primeros puntos de la fisionomía humana en la que nos fijamos.

Uno de los principales puntos que tenemos que conocer respecto a la fisiología bucodental es que existen cuatro tipos diferentes de dientes, y las funciones de cada uno de ellos son muy parecidas pero no idénticas. A continuación te explicamos los diferentes tipos y a qué se dedican. 

Incisivos

Por un lado están los incisivos. Estos son los que se encuentran en la parte delantera de la boca y son ocho, derechos y finos. Cuatro de ellos se sitúan arriba y los otros cuatro abajo. Sirven para cortar los alimentos y ayudarte a pronunciar las palabras mientras hablas. Además, dan sostén a los labios.

Caninos

Por otro lado, a cada lado de los incisivos superiores e inferiores se localiza un solo canino, siendo cuatro en total en la boca. Son puntiagudos y sirven para desgarrar los alimentos, además de dar sostén al labio. Otra de sus funciones es ayudar a que todos los dientes se mantengan en su lugar cuando la mandíbula superior hace contacto con la inferior.

Premolares

Después nos encontramos los premolares detrás de los caninos. Estos son ocho en total. De los cuales, cuatro se encuentran arriba y cuatro abajo. Sirven para masticar los alimentos, ya que su superficie es plana. También, conservan la longitud del rostro.

Por último, nos encontramos  los morales, que son 12. Estas son las piezas dentales más anchas y planas, seis se encuentran en el maxilar superior y seis en el inferior. Los molares inferiores tienen dos raíces, mientras que los superiores tienen tres. Las muelas del juicio se dicen que son los cuatro molares ubicados en la parte posterior de la mandíbula superior e inferior y son las últimas en salir. Su limpieza puede ser difícil y no profunda al encontrarse situados al final de la boca y usarse para masticar los alimentos. También conservan la longitud del rostro. 

Dos excepciones: dientes supernumerarios y dientes natales

En total, la cantidad normal de dientes en la boca de un adulto es de 32, pero en algunas ocasiones pueden aparecer más. Son los que llamamos dientes supernumerarios. El más común es un incisivo adicional que se sitúa entre los dos incisivos centrales y el segundo más común es un molar adicional.

Además, existen los dientes natales, los cuales están presentes en el momento del nacimiento. Es muy poco común, y se aconseja quitarlos por la salud del bebe y de la madre al amamantarle. Pueden ser un síntoma de otras enfermedades.