María nos visitó de Ciudad Real buscando una solución a su problema de escasez de hueso en los maxilares. Debido a la mala sujeción de la prótesis removible, le resultaba imposible comer, además de la incomodidad de tener que utilizar continuamente pegamentos para aparatos de quitar y poner. En el vídeo nos cuenta el cambio experimentado. Gracias María por contarlo!